El difícil objetivo de implicar a las familias está relacionado con la cultura organizativa de los centros. Aparte del marco legal que describe la necesidad de esta implicación, el liderazgo de los equipos directivos hacia ese objetivo y conseguir una buena comunicación son dos aspectos fundamentales. Pero la realidad demuestra que pueden existir diversos obstáculos y barreras. ¿Cuáles podrían ser algunas de las claves para conseguir ese objetivo?

Un objetivo complicado

Las investigaciones realizadas en España durante las últimas décadas insisten en destacar que uno de los factores que más favorecen el rendimiento escolar es el papel activo de las familias. La LOMLOE menciona la obligación de las familias de participar de forma cooperativa en aquellos proyectos y tareas que se les propongan desde el centro educativo. Sin embargo, son muchos los factores externos que dificultan la implicación de las familias, que está muy condicionada por el contexto social de los centros.

Las familias son los primeros responsables de la educación de sus hijos e hijas y les corresponde participar de manera activa en las actividades que los centros establezcan con las familias, para mejorar el rendimiento de sus hijos e hijas. Su colaboración con el profesorado y los centros es indispensable y deben conocer y apoyar la evolución del proceso educativo. Además, su conocimiento acerca de la puesta en práctica del Proyecto Educativo de Centro permite fortalecer el vínculo entre las familias y el centro.

Sin embargo, esa falta de implicación se suele justificar en el trabajo, la falta de tiempo, etc.

Propuestas para facilitar la implicación de las familias

  • Ofrecer diferentes canales de comunicación y oportunidades para que los padres trasladen cualquier duda o sugerencia sobre la puesta en práctica del Proyecto Educativo.
  • Concebir diferentes espacios que propicien el encuentro, el intercambio de impresiones y la colaboración, tanto formales como informales.
  • Establecer de forma periódica un contacto específico sobre actividades relacionadas con el desarrollo del Proyecto Educativo.
  • Distinguir con claridad la implicación de las familias en actividades del aula de las que tienen continuidad en casa.
  • En el caso de las actividades en casa, informar no sólo sobre sus objetivos sino también acerca del uso de plataformas, metodología, etc.
  • En el caso de implantar modelos mixtos o blended o metodologías como Flipped Classroom, dar a conocer a las familias las claves de su planteamiento y la importancia de la actividad en casa.
  • Celebrar sesiones de puertas abiertas.
  • Realizar consultas y encuestas a las familias para reconocer su satisfacción o evaluar aspectos claves el desarrollo del curso.

En el caso de modelos educativos como las comunidades de aprendizaje la participación activa de las familias es imprescindible

Para saber más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies