Con la LOMLOE se unifican en una misma materia, impartida en primaria y secundaria, los valores éticos y cívicos. Esta decisión ha generado mucha controversia porque descarta la Ética como asignatura específica en 4º de la ESO. Desde diversas asociaciones y plataformas se insiste en destacar la importancia de la enseñanza de la Ética. ¿Por qué se ha generado este debate? ¿Qué importancia tiene el tratamiento específico de la Ética para conseguir una sociedad consciente, participativa y con valores? ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de su eliminación?

Una decisión polémica

Son muchos los que no están de acuerdo con descartar el estudio de Filosofía durante la educación secundaria y reclaman la asignatura de Ética obligatoria en 4º.Ya en octubre de 2020, la Red Española de Filosofía emitió un comunicado denunciando el incumplimiento del acuerdo de incluir en la nueva Ley el ciclo formativo de Filosofía en ESO y Bachillerato. El objetivo de este acuerdo, firmado en 2018, era corregir la eliminación de este ciclo en la LOMCE. Esta Ley incluía la asignatura de Valores Éticos únicamente como optativa a la asignatura de Religión.

Aquel acuerdo, firmado por representantes de todos los partidos políticos del Parlamento, suponía:

  • Recuperar la Ética como asignatura obligatoria en 4º de la ESO
  • Impartir Filosofía en 1º de Bachillerato
  • Impartir Historia de la Filosofía en 2º

El planteamiento de la LOMLOE justifica la unificación de valores éticos y cívicos basándose en que la Ética puede enseñarse en relación a cuestiones concretas. En palabras de la entonces ministra Isabel Celaá, con la nueva Ley “se restituye no solo la Filosofía y la Historia de la Filosofía en 2º de Bachillerato convirtiéndola de nuevo en obligatoria en el currículo, sino que además incorpora la Ética con valor propio, no como alternativa a la Religión y solo para la mitad de los estudiantes, sino para todos. Así que, lejos de retirar la Ética de la enseñanza, lo que hacemos es afirmarla”.

De esa forma se destaca el avance indiscutible de eliminar su carácter anterior de asignatura optativa. Se convierte en una asignatura impartida tanto en primaria como en secundaria, con el objetivo de «fomentar el espíritu crítico y la cultura de paz y no violencia». Sin embargo, es discutible que se le esté dando un valor propio.

La Red Española de Filosofía defiende que es la enseñanza específica de la Ética por parte de especialistas lo que permite «el aprendizaje basado en el diálogo, la reflexión, la argumentación racional y el examen crítico de las doctrinas morales y políticas».

Valores cívicos y éticos en ESO

El planteamiento de la materia Educación en Valores cívicos y éticos que establece la LOMLOE se basa en «prestar atención a la reflexión ética» y al mismo tiempo tratar contenidos sobre:

  • El conocimiento y respeto de los Derechos Humanos y de la Infancia
  • La Constitución Española
  • La educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía mundial
  • La igualdad de mujeres y hombres
  • El valor del respeto a la diversidad, fomentando el espíritu crítico y la cultura de paz y no violencia

En gran parte el fondo del debate no es tanto discutir la importancia de la Ética, sino determinar si su tratamiento debe ser transversal o específico

Consecuencias de no incluir la enseñanza de la Ética

Entre otras, se pueden destacar estas consecuencias de su eliminación como asignatura:

  • No se contempla la distinción entre educación en valores o Ciudadanía y Ética, que están relacionadas pero no deberían confundirse.
  • Al unificar valores éticos y cívicos se descarta el tratamiento específico de la Ética como disciplina clave para la reflexión abierta acerca de las causas de un hecho o las diferentes soluciones posibles ante un dilema moral.
  • Se descarta una asignatura dedicada de forma específica a los porqués, a la reflexión y al pensamiento crítico, todo ello, esencial en el desarrollo de la autonomía y la responsabilidad del alumnado, cuya importancia destaca la propia Ley.
  • Agrava la disminución del peso de las Humanidades, frente a la atención cada vez mayor de la Tecnología y las Ciencias.
  • Supone descartar la asignatura de toda la educación obligatoria.
  • No atiende la necesidad de que la Ética sea impartida por especialistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies