En los cambios del modelo curricular se encuentran algunas de las novedades más destacables de la LOMLOE con respecto a la LOMCE. En el caso particular de los estándares de aprendizaje, la LOMLOE establece su eliminación. Los redactores de la nueva normativa señalan que la introducción estos estándares, junto a la distinción entre materias troncales, específicas y de libre configuración supuso el abandono del modelo compartido tradicional de diseño curricular. La intención es ahora alejarse de ese planteamiento de la LOMCE que produjo «como efecto indeseado» la multiplicación de materias y currículos diferentes, según se expone el Preámbulo de la nueva normativa. Además, esta decisión está relacionada con el modelo de aprendizaje competencial que propone la LOMLOE.

Pero, ¿qué aportaban esos estándares de aprendizaje? ¿qué implicaciones tiene su desaparición?

Los estándares de aprendizaje de la LOMCE

De acuerdo con lo establecido en la LOMCE, los estándares son las especificaciones de los criterios de evaluación que permiten definir los resultados del aprendizaje y que concretan lo que deben saber los alumnos y alumnas.

Por ello, deben ser medibles y evaluables. Podrían entenderse como una herramienta muy útil para el diseño de pruebas estandarizadas, porque con ellos se gradúa de forma observable el rendimiento o logro alcanzado.

Los criterios de evaluación describen lo que el alumnado debe lograr en cuanto a conocimientos y competencias en cada asignatura, los estándares de aprendizaje en cambio especifican esos criterios

Los estándares de aprendizaje imprescindibles son los más importantes del área, que se deben adquirir para superarla con la calificación de «Suficiente”. El objeto de la evaluación se compondría así tanto por los criterios de evaluación como por los estándares de aprendizaje.

En el desarrollo de la LOMCE en diferentes decretos y órdenes se fue recogiendo la definición y evaluación de las competencias clave y los estándares de aprendizaje imprescindibles. Y, una vez más, para cumplir con los requisitos curriculares planteados por esta Ley educativa, el profesorado tuvo que revisar sus proyectos curriculares y programaciones. Pero el esfuerzo no parecía compensarse con la aplicación de un nuevo modelo de enseñanza-aprendizaje basado realmente en competencias.

¿Un planteamiento competencial?

Desde que la Ley Orgánica de Educación (LOE) recogió por primera vez las “competencias básicas”, estas se convirtieron en el componente fundamental del currículo. La LOMCE les seguía dando el mismo protagonismo en el desarrollo del currículo, junto a objetivos, contenidos, metodologías, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje. Sin embargo, en la práctica, los estándares de aprendizaje no contribuyeron a facilitar una evaluación competencial, algo que sí ocurre con los criterios de evaluación.

Anteriormente, los llamados «indicadores» también debían permitir concretar los criterios de evaluación. Sin embargo, en ese caso eran los docentes quienes los especificaban en las programaciones didácticas. Así, en cierto modo, los estándares de aprendizaje supusieron la «evolución» de los indicadores de evaluación pero ya prefijados. El principal problema es que se hicieron demasiado específicos. Además, llegó a fijarse un número excesivo de estándares.

Al suponer tanta complicación y detalle, y no ofrecer un planteamiento acorde con un modelo competencial, en muchos sentidos su eliminación pueden entenderse como algo positivo

La desaparición de los estándares de aprendizaje con la LOMLOE

Con la eliminación de los estándares de aprendizaje, en la LOMLOE el currículo se compone de objetivos, competencias, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación. El modelo competencial de la nueva normativa pretende así permitir un currículo más abierto y personalizable, otorgando mayor autonomía a los centros.

Se describe en cualquier caso un periodo de transición, hasta la implantación de las modificaciones sobre el currículo, durante el cual estos estándares tendrán carácter orientativo.

Los centros docentes completarán el currículo de las diferentes etapas y ciclos en el uso de esa autonomía

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies