El Plan Digital de Centro orienta a toda la comunidad educativa hacia la integración de las tecnologías en la educación del alumnado, de ahí su enorme importancia. Por ello, debe incluirse en el Proyecto Educativo, el Proyecto de Dirección y la Programación General Anual (PGA). En el Plan Digital de Centro se recogen los objetivos en función del punto de partida y las posibilidades de desarrollo a corto y medio plazo.

Objetivos realistas y coherentes

Los objetivos deben ser concretos, medibles y realistas. Un objetivo fundamental de plan, prácticamente transversal en todo su desarrollo, debe ser abordar la brecha digital. Junto a cada una de las acciones deben detallarse:

  • responsables implicados
  • procedimientos
  • recursos necesarios
  • indicadores de logro

Todos los objetivos y acciones recogidos en el Plan Digital de Centro deben ser coherentes con el contexto institucional descrito en el Proyecto Educativo de Centro. Ambos documentos deben evitar las contradicciones y ser complementarios.

Lo más importante es describir el detalle de las acciones dirigidas a esos objetivos. También es imprescindible, tras el cierre de colegios a causa de la COVID-19, incluir un protocolo de actuación ente la necesidad de implantar un plan de enseñanza misto o a distancia.

Estructura básica del Plan Digital de Centro

El marco europeo propone un análisis del centro basado en 7 elementos:

  • Infraestructuras: Se define la dotación tecnológica del centro y las posibilidades de conectividad en las aulas y el resto de espacio. También se describen las plataformas utilizadas por docentes y alumnado y los servicios digitales. También debe incluirse detalle acerca del uso de cualquier tipo de hardware de forma individual por el alumnado. Si se ha implantado un modelo mixto o semipresencial, también deben recogerse los detalles de los recursos del centro y el alumnado que se aplican.
  • Liderazgo y gobernanza: Deben recogerse las medidas y protocolos del centro relacionados con la tecnología y aspectos organizativos.
  • Proceso de enseñanza-aprendizaje: Es un aspecto clave. Se trata de relacionar los recursos con las metodologías y estrategias que se aplican. También debe incluir las claves del plan de desarrollo de la competencia digital del alumnado.
  • Desarrollo profesional: Tan importante como el punto anterior es describir aquí la competencia digital actual del equipo docente y el plan de formación dirigido al profesorado, en línea con los objetivos del centro a corto y medio plazo.
  • Contenidos y currículo: Se deben describir sus características, si se trata de contenido editorial, propio o Recursos Educativos Abiertos (REA). También debe describirse su integración en las diferentes etapas, su accesibilidad y los criterios de calidad que se aplican en cada caso.
  • Evaluación: Se incluyen los aspectos a evaluar, criterios, indicadores de logro o procedimientos de evaluación.
  • Redes de apoyo y colaboración: Información sobre redes docentes y de centros educativos, apoyo a familias, o cooperación con otras entidades.

Aunque siempre debe adaptarse a las necesidades particulares del centro, el PDC debe desarrollar los siguientes ejes temáticos: infraestructuras, liderazgo y gobernanza, proceso de enseñanza-aprendizaje, desarrollo profesional, contenidos y currículo, evaluación y redes de apoyo y colaboración

Para saber más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies