Entre los principios de la LOMLOE figura «la investigación, experimentación e innovación educativa». Más de un año antes de que se implanten las modificaciones sobre currículo, organización y objetivos, los medios de comunicación destacan que la educación experimentará un «vuelco». Pero, ¿cuáles son las claves para que se produzca esta transformación? ¿quiénes son los verdaderos protagonistas? Como en el caso de la «brecha digital«, ¿cuál es la distancia entre los planteamientos de las Administraciones y la realidad de las aulas?

Tras la experiencia del cierre de los colegios por la COVID-19, la UNESCO también recomendó reforzar el impulso y aceleración de los cambios en educación

No todo lo nuevo es innovador

Especialmente desde marzo de 2020, con la urgencia y la imposición del aprendizaje online o «a distancia», por causas relacionadas con la COVID-19, se extiende y banaliza la innovación en educación. Se asocia con la idea de aprender online por ser algo tecnológico y valioso por ser «diferente». El riesgo es reducir «innovación educativa» a «aprender online» o a aprendizaje no presencial.

Aunque hablemos de «clase online», esta no puede corresponderse sin más con «innovación educativa», por mucho que queramos simplificar o estemos ansiosos de «modernidad». Porque en educación, no todo lo nuevo es innovador, sino más bien un lastre, si no viene a aportar nada realmente efectivo.

Una clase online que reproduce tal cual un modelo tradicional está condenada al fracaso. Lo más probable es que provoque la inseguridad o incluso la sensación de frustración del profesorado, ante la duda de si alguien le atiende al otro lado de la pantalla. Los docentes pueden pasar de pedir silencio en sus clases «tradicionales» a pedir a los alumnos y alumnas que hablen, para asegurarse de que siguen ahí.

En realidad, la innovación educativa debería entenderse como un viaje deseable, necesario y coherente, pero mucho más complejo que un cambio de formato o la aplicación sin más de la tecnología. La innovación requiere la implicación de toda la comunidad educativa, con el protagonismo de los docentes.

Innovación y Ley educativa

Han proliferado durante las últimas décadas diversas definiciones de «innovación educativa«. A veces se hace mayor o menor hincapié en los conceptos de mejora o cambio de la educación desde enfoques colectivos, utópicos, prácticos. También distinguimos casos en los que el alcance pretende ser más concreto o universal. Destacan las definiciones que subrayan el carácter multidimensional de la innovación educativa, por sus implicaciones en planos diversos, como el ideológico, el tecnológico o el estratégico. También abundan las que centran la innovación en la personalización del aprendizaje.

El cambio en educación con la LOMLOE se resumió a través de los medios de comunicación en la intención de que el aprendizaje sea «menos memorístico». A comienzos de la primavera de 2021 se destaca también que la idea es oponer la educación «enciclopédica» a la educación que aplica los conocimientos. Por parte de los responsables de la nueva Ley, se transmiten estas tres claves para la innovación:

  • Reforzar el trabajo colaborativo
  • Aplicar un enfoque más transversal
  • Modificar el currículum para adaptarnos a un modelo competencial

Subrayando el poder transformador de la educación, se insiste cada vez más en la necesidad de diseñar una nueva hoja de ruta, que contribuya a actualizar la manera de enseñar y aprender

Un reto enorme para toda la comunidad educativa

En realidad, sabemos que nada de todo esto es tan novedoso. Además, el éxito de la innovación educativa no dependerá de la entrada en vigor de una nueva Ley de educación.

Sin duda, es indispensable que todos revisemos conceptos, para cuestionarnos eso que se suele llamar «modelo tradicional». Hace tiempo que se empezó a modificar actitudes para avanzar hacia nuevos formas de enseñar y aprender.

Desde que Howard Gardner definió en 1993 su teoría de las inteligencias múltiples, se han ido incorporando elementos nuevos como la creatividad, la ética o la síntesis. Incluso amplió su definición al asumir que las inteligencias más que múltiples son infinitas. El propio Gardner llegó a considerar la inteligencia como “la capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”.

En cualquier caso, el reto es enorme porque los objetivos son diversos y difíciles de conseguir. Nada menos que mejorar los procesos de aprendizaje incorporando nuevas prácticas y, al mismo tiempo, motivarles, implicar a las familias y, mencionando algunos fines que suelen proponerse las leyes educativas recientes:

La verdadera llave

Entendamos la innovación educativa como un viaje deseable, necesario y coherente, pero siempre condicionado por el buen hacer de los docentes. De hecho, muy por delante de las recomendaciones de las leyes educativas, se ponen en práctica en miles de aulas desde hace mucho tiempo planteamientos innovadores.

La verdadera clave de la innovación en educación no es otra: los cambios sólo pueden surgir de la práctica diaria del docente cualificado y con recursos. Son únicamente ellos y ellas la verdadera llave para innovar en la experiencia real de aula.

Sólo ellas y ellos pueden también protagonizar la necesaria aplicación «natural» de la tecnología en el aprendizaje. Son los docentes quienes pueden transformar su interacción con el alumnado y también la interacción entre los propios alumnos y alumnas. También son los profesores y profesoras quieres pueden seguir avanzando hacia una educación activa y transformadora, desde principios de cooperación e inclusión.

Iniciativas de la Administración, como el caso del Plan Innova, destacan desde su concepción el papel de los docentes innovadores, que reflexionan sobre su labor y comparten sus experiencias.

Algunos ejemplos de propuestas innovadoras

Entre los modelos, propuestas o metodologías más o menos activas, que enmarcan los procesos de aprendizaje innovadores en miles de aulas pueden destacarse:

Pero tantos y tantos anglicismos tampoco significan nada, si no se dan dentro de un «ecosistema de aprendizaje» y se combinan dentro de un planteamiento global. Existen cada vez más casos de agrupaciones de centros y de centros individuales que llevan a cabo iniciativas innovadoras desde ese enfoque global. Podrían citarse casos como el de la Fundación Jesuitas o la Red de escuelas públicas para la renovación pedagógica de Mallorca.

Se trata de entender la innovación educativa como un viaje deseable, necesario y coherente

El ecosistema necesario para la innovación

Atendamos a la evolución de las clases y a la aplicación inteligente de la tecnología mediante la puesta en práctica real por parte de los docentes de nuevos enfoques, estrategias o metodologías. No nos quedemos con cambios en el canal o el formato o con pretensiones de reforma o innovación a través de cambios impuestos por la legislación.

No es fácil y no siempre es posible, pero innovar, sea cual sea la estrategia, requiere sobre todo del entorno adecuado en el que:

  • el docente esté motivado, reconocido, formado y empoderado para definir un planteamiento integral en el que se apliquen diversas prácticas innovadoras
  • se cuenta con los recursos y herramientas necesarios para que puedan llevarse a cabo proyectos educativos abiertos y realmente flexibles
  • el currículum se centre en el desarrollo de competencias
  • se apliquen modelos de evaluación coherentes con estos planteamientos flexibles
  • todo esté cohesionado a través de la tecnología educativa, como medio y no como fin
  • se fomente la autonomía y la participación de alumnos y alumnas a través de la confianza
  • se enriquezca la experiencia de aprendizaje con el trabajo colectivo, por medio de la cooperación
  • participe toda la comunidad educativa

En educarenacción tiene su espacio cualquier iniciativa o experiencia de docentes, instituciones, editores, proveedores tecnológicos, gobiernos, familias y de los propios alumnos y alumnas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies